La ruta del papa Luna

Desde su nacimiento en lllueca y a lo largo de sus 95 años de vida, Pedro Martínez de Luna, Benedicto XIII, estuvo vinculado con numerosos lugares de la geografía europea.

Residió en ciudades como Montpellier, Aviñón o Peñíscola y, con su curia itinerante realizó estancias cortas en diferentes localidades de Francia, Italia y, sobre todo, España.

Mapa de 1400. Ruta del papa Luna

Alcañiz

Benedicto XIII tuvo un papel determinante para la sucesión de Martín I en el trono de la Corona de Aragón por la vía diplomática. Emitió una bula estableciendo el sistema de compromisarios, tres por reino. El 15 de febrero de 1412 los representantes de Aragón reunidos en Alcañiz tomaron el acuerdo conocido como “Concordia de Alcañiz”.

Palacio de los Papas, Aviñón.

Aviñón

Aviñón fue sede del papado entre 1309 y 1377 y durante el Cisma de Occidente, cuando se produjo la división de la Iglesia católica entre 1378 y 1417. Fue lugar de residencia de Pedro Martínez de Luna, primero como cardenal y después como papa hasta su huida en 1403.

Calatayud

Se vio muy favorecida por Benedicto XIII que realizó grandes aportaciones económicas a la iglesia de San Pedro Mártir y el convento de Santa Inés (ambos desaparecidos) y a la colegiata de Santa María la Mayor.

Colegiata de Santa María, Calatayud. Foto: Archivo fotográfico del Gobierno de Aragón
Caspe

Caspe

El papa Luna intervino en la designación de los compromisarios que debían reunirse en Caspe para elegir al sucesor de Martín I el Humano. El 29 de marzo se inició en la iglesia de Caspe el denominado “Compromiso de Caspe”, acordando en acta notarial el 25 de junio que el sucesor fuera Fernando de Antequera..

Daroca

En la calle Mayor se conserva el palacio de los Luna cuya construcción se atribuye a Benedicto XIII. Conserva en su planta noble la techumbre original, con yeserías y alfarjes, con el escudo de armas del papa.

Palacio de los Luna, Daroca. Foto: Archivo fotográfico del Gobierno de Aragón
Castillo-palacio del papa Luna, Illueca. Foto: Javier Romeo Francés

Illueca

Pedro Martínez de Luna y Pérez de Gotor, el futuro papa Luna, nació en 1328 en el castillo de Illueca, perteneciente a la familia de su madre. Conserva estancias del siglo XIV, como la alcoba donde se supone que nació Benedicto XIII y la Sala Dorada, con un impresionante alfarje mudéjar decorado con motivos heráldicos de los Luna.

Morella

En el verano de 1414, se reunieron en esta localidad el papa Benedicto XIII, el rey Fernando de Antequera y Vicente Ferrer para conseguir solucionar el Cisma de Occidente, hecho que no se consiguió.

Vista de Morella. Foto: Javier Romeo Francés
Catedral de Saint-Pierre, Montpellier. Foto: Javier Jiménez Alfaro

Montpellier

Pedro de Luna estudió derecho en la Universidad de Montpellier. Alcanzó el grado académico de doctor en derecho civil en 1362 y se convirtió en docente de la misma.

París

Durante su estancia en París, el papa Luna manifestó en la Universidad de la Sorbona su defensa de la vía cessionis, que buscaba la solución del Cisma en la renuncia simultánea de los dos papas: él mismo y Bonifacio IX.

Catedral de Notre Dame.Paris
Vista del castillo de Peñíscola. Foto: Javier Romeo Francés

Peñíscola

Benedicto XIII vivió en el castillo de Peñíscola desde 1411 hasta su muerte en 1423. Su construcción original se remonta a tiempos andalusíes. En 1233 Jaime I de Aragón conquistó Peñíscola y Jaime II la cedió a la Orden del Temple. Antes de trasladarse allí, el papa Luna encargó obras para reforzar su defensa, con una salida secreta al mar, y modificó los espacios internos para adecuarlos a las necesidades de la sede pontificia.

Perpiñán

Entre noviembre de 1408 y febrero de 1409 tuvo lugar en Perpiñán el concilio convocado por Benedicto XIII con el objetivo de llegar a un acuerdo que solventara el Cisma. En esta misma ciudad, en verano de 1415, el anciano papa de 87 años expuso sus tesis y aceptó renunciar al papado si eran anuladas las condenas contra él y si el nuevo papa fuera aceptado por todos y elegido con rigurosa aplicación del Derecho Canónico. Solo él, canónicamente, estaba en pleno derecho para elegir un papa.

.

Perpiñán
Palacio de los condes de Argillo, Sabiñán. Foto: Archivo fotográfico del Gobierno de Aragón

Sabiñán

Durante la guerra de Sucesión (1703-1713) la tropa francesa saqueó el castillo de Illueca, donde estaba el féretro del papa Luna y su cuerpo momificado fue arrojado al exterior. Sólo se recuperó el cráneo, que la familia Luna depósito en el palacio de los condes de Argillo de Sabiñán. En el año 2000 el cráneo fue robado y tras su recuperación, se conservó en el Museo de Zaragoza. En 2021 se devolvió a Sabiñán y se expone en su iglesia parroquial.

Salamanca

El papa Luna fue benefactor de la Universidad de Salamanca. En el cuerpo superior de la fachada de la antigua Universidad se presenta el papa sentado en su cátedra. También aparece el blasón de Benedicto XIII, la tiara papal con las dos llaves y la luna invertida en la capilla universitaria y en la puerta oriental de la Universidad.

Vista aérea de Salamanca desde la catedral

San Mateo (Castellón)

Su palacio de la Orden de Montesa fue sede de la curia itinerante de Benedicto XIII desde mayo a octubre de 1411.

Universidad de Sant Andrews

Es la universidad más antigua de Escocia, y la tercera de lengua inglesa del mundo. Tiene su origen en 1413 gracias a la bula concedida por Benedicto XIII. Conserva en su archivo esta bula fundacional y en su escudo muestra la luna invertida, símbolo del papa Luna.

Escudo de armas de la universidad de Saint Andrews en la entrada de uno de los edificios de St Salvator’s Quad. Universidad de Saint Andrews, Escocia. Foto: M. Brodie / Alamy
Cimborrio de la Seo de san Salvador, Zaragoza. Foto: Javier Romeo Francés

Zaragoza

Benedicto XIII patrocinó desde Aviñón los extraordinarios bustos relicarios de san Vicente, san Lorenzo y san Valero que se encuentran en el retablo del altar mayor de la Seo zaragozana. También encargó al reputado arquitecto mudéjar Mahoma Ramí la construcción de un nuevo cimborrio hacia 1408. Entre diciembre de 1410 y abril de 1411 la curia itinerante de Benedicto XIII se estableció en el castillo de la Aljafería de Zaragoza. Los conflictos generados por la sucesión del rey de Aragón, Martín el Humano, y que dieron lugar al asesinato del arzobispo de Zaragoza, García Fernández de Heredia, motivaron que el papa se reservara para sí el arzobispado hasta 1415.

Comparte
Send this to a friend