Ramón Acín Aquilué

Portada > Monográficos > Ramón Acín Aquilué
Autorretrato con boina, 1920-1925

Ramón Acín Aquilué (Huesca, 30 de agosto de 1888 – Huesca, 6 de agosto de 1936) pintor, escultor y humorista gráfico, fue fusilado al comienzo de la guerra civil española por su intensa actividad política y sindicalista. En su labor como dibujante de humor, destacó por sus críticas en sus colaboraciones con diferentes publicaciones como Don Pepito en Madrid, Heraldo de Aragón o La Ira, semanario de Barcelona del cual fue cofundador.

Desde niño asiste a clases de dibujo del pintor oscense Félix Lafuente. Aunque inicia en 1907 la carrera de Ciencias Químicas en Zaragoza, y dos años después intenta opositar a delineante de Obras Públicas en Madrid, no logra superarlas y retorna a su ciudad donde decide dedicarse exclusivamente al dibujo y a la pintura, retomando las clases de dibujo en la academia particular del pintor Anselmo Gascón de Gotor. Entonces comienza su trayectoria artística en prensa. Publica sus primeras ilustraciones en 1910 en El Diario de Avisos de Zaragoza, y al año siguiente ilustra el programa de las fiestas de San Lorenzo en Huesca y la portada de la revista humorística madrileña Don Pepito. En 1912 se hace cargo de la sección de Notas humorísticas de El Diario de Huesca, y colabora con otros periódicos más progresistas donde publica viñetas políticamente más comprometidas.

En 1913 se traslada a Barcelona donde funda La Ira. Publica viñetas y escritos haciendo duras críticas contra la guerra con Marruecos o la Iglesia, lo que provoca el cierre del periódico y el encarcelamiento de los redactores. Ese mismo año Ramón Acín consigue una pensión de la Diputación de Huesca para ampliar sus estudios artísticos entre Madrid, Toledo y Granada hasta 1915. En 1917 consigue la plaza de profesor de Dibujo de las Normales de Huesca y en 1923 contrae matrimonio con Conchita Monrás con quien tiene a sus dos hijas Katia y Sol.

Acín funda la revista Floreal junto con otros miembros de la Agrupación Libre de Huesca y continúa su colaboración con otros periódicos. Su actividad política toma protagonismo: acude como delegado sindical del Altoaragón al II Congreso de la CNT en Madrid, y participa en la campaña de propaganda y organización sindical por los pueblos de Huesca y Lérida, e incluso fue encarcelado en varias ocasiones por su actividad revolucionaria.

Realiza trabajos escultóricos para varios monumentos: el Busto de Luis López Allué, Zaragoza (1922), el Monumento a Lucas Mallada, Huesca (1925), la escultura Fuente de Las Pajaritas, Huesca (1928), y un monumento para la Fosa Común de Huesca que nunca llegaría a erigirse, pero que hoy se encuentra en la tumba del artista oscense.

Artista adelantado a su tiempo, en el verano de 1926 viaja a París donde contacta con las vanguardias europeas de entreguerras. Realiza varias exposiciones en Barcelona, Madrid, Zaragoza y Huesca. Gana el premio gordo de la lotería de Navidad con el que financia la película de Luis Buñuel Las Hurdes,Tierra sin pan.

El 12 de diciembre de 1930 se produce la sublevación de Jaca. Ésta fracasa y Ramón Acín, que está involucrado, tiene que exiliarse a Francia. Con la II República regresa a Huesca, donde será fusilado durante la guerra civil española.

El Museo de Huesca Museo Pedagógico de Aragón dedican una sección de su exposición permanente a este insigne artista, escritor y pedagogo.

Fondo Acín en el Museo de Huesca

El 11 de noviembre de 1994 el Gobierno de Aragón realizó la adquisición a las herederas de Ramón Acín, sus hijas Katia y Sol, del importante conjunto de 322 obras de diferentes técnicas y formatos; óleos, esculturas, acuarelas, dibujos, pasteles… de este creador polifacético. Además, el legado incluía numerosos fondos documentales que complementan la colección artística antes señalada.

Este importante fondo, que recoge todas sus etapas artísticas y postulados estéticos, se asignó al Museo de Huesca desde su adquisición por el Gobierno de Aragón, donde pasó a formar parte de sus colecciones estables. Desde entonces estas obras han sido parte imprescindible en las diferentes muestras que se han organizado con el objetivo de reivindicar la importante trayectoria artística de este artista único e irrepetible, como para comprender su evolución artística, cuya vida se vio truncada violentamente al inicio de la Guerra Civil. Ramón Acín (1888-1936), celebrada en el Museo de Zaragoza en 2003, Ramón Acín, geometría del hombre sin aristas, en el Museo de Huesca entre 2013 y 2014, junto con la reciente Ramón y Katia Acín, el arte contra la violencia, que tuvo lugar en el IAACC Pablo Serrano el año 2016, son las tres exposiciones de referencia en las que las obras del museo oscense han ocupado un lugar preferente tanto cualitativa como cuantitativamente.

Exposiciones de carácter más íntimo han tenido lugar en el Museo de Huesca con muestras como Sobre el papel: retratos en torno a Ramón Acín (2016) o Concha Monrás y Ramón Acín. Una historia de amor y compromiso (2017). No podemos olvidar la importante labor de documentación que se recogió en el volumen La Línea sentida (2004), un libro-DVD realizado por Emilio Casanova y Jesús Lou con la colaboración del Gobierno de Aragón, Museo de Huesca y Diputación de Huesca y que recogía más de 5.300 documentos de Ramón Acín.

Desde el Gobierno de Aragón, en colaboración con la Fundación Ramón y Katia Acín, se trabaja de forma consensuada para reivindicar su valioso legado e impulsar aquellas acciones que contribuyan a fomentar la difusión del importante fondo con el que cuentan las colecciones del Museo de Huesca e inculcar y promover los valores que el artista defendió en vida.

Share this