Centro del Libro de Aragón > Publicaciones > El ritmo de las raíces. Ana Felipe Royo

El ritmo de las raíces. Ana Felipe Royo

Antón Castro

2022.

32 páginas.

27.0

x 21.0 cms.

Revista

Depósito legal: Z-1204-2022

Catálogo de la exposición ‘El ritmo de las raíces’ de la artista plástica Ana Felipe Royo, que el Museo Pablo Gargallo acoge hasta el próximo 20 de noviembre, dentro del Festival Internacional de Cerámica Contemporánea CERCO 2022.

Según la propia autora, las obras que integran esta muestra “son trabajos que los últimos años he realizado en torno a un tema, la Identidad, el reencuentro con un entorno, el reconocerme con unos caracteres, el saberme ciudadana del mundo y a la vez encontrar los rasgos propios, el sentimiento, la emoción, ser consciente, sentir que tengo raíces. Pienso en los millones de personas que tienen que dejar su casa, su tierra, su arraigo, y recuerdo lo importante que es, no solo tener casa, un hogar, sino sentir que estás en tu lugar, identificarte con lo que te rodea, integrarte social, emocional y culturalmente”.

En sus obras la ceramista Ana Felipe Royo ha querido plasmar sus sentimientos de arraigo a la tierra, a la comarca del campo de Cariñena, de donde proceden sus abuelos, a través de murales y esculturas con “las formas de las cepas, las texturas de los troncos de las parras, los colores del vino, los de las hojas de las viñas en otoño, los recuerdos y sensaciones que afloran con los aromas en la vendimia y en las bodegas”. Para ello, ha utilizado duelas (piezas de madera curvada que forma con otras el cuerpo de un tonel, barril, etc.) como base para las esculturas, ha aplicado cenizas de cepas y sarmientos con arcillas locales en los vidriados de algunas piezas. Igualmente, ha incluido en la muestra elementos importantes de las casas donde vivió y que le dejaron huella en su vida.

En la exposición hay obras sueltas, dos grandes murales y una gran instalación, unas 20 obras en total, que se completa con la proyección de un vídeo donde suena una canción de María José Hernández y el grupo O’Carolan.