Centro del Libro de Aragón > Publicaciones > Abril es siempre el padre

Abril es siempre el padre

Mariano Martínez

2024.

88 páginas.

Libro

ISBN: 978-84-128208-0-5 PVP: 10 €

Prólogo de: Antonio Méndez Rubio

A lo mejor es la poesía el mejor sitio para morir. Lo mismo que amar es a lo mejor el mejor sitio para desaparecer. Si muere alguien  que amas, entonces ¿qué?… La escritura poética, como la lectura, puede que sean solamente formas de escuchar deslizarse una ausencia por nuestra carne hasta volverla real.

La culpa, o sencillamente la responsabilidad, recae en esa deuda innegable de la lírica con el pulso literal de lo que no está, de lo que no se tiene: de la verdad. Lo que no está se da por eso mismo. En otras palabras, vuelve real lo real. Lo que se pierde hace del mundo más mundo. En cierto modo, parece como si fuera la ausencia, o la muerte, nada más que una presencia por fin libre de cargas. En este sentido, la muerte, como la poesía, es un don. Desde su primera hasta su última línea lo sabe y lo comparte Abril es siempre el padre. Mariano Martínez entrega aquí un poemario gracias al que, como si nada, «vemos la vida breve en la pura mañana». Nos ayuda a entender por qué un cuerpo «es otro cuerpo» y el tiempo es tiempo precisamente en tanto se desplaza «en el sentido contrario / de la memoria». Si esto es así, de hecho, lo es porque los poemas espacian el tiempo, dan tiempo a quien no lo (re)tiene, y así encarnan dulcemente un «tiempo de olvido» que al tiempo es un olvido decisivo del tiempo (tal como la realidad lo acota). La versificación en hebras de letras, en fragmentos de momentos, hace de este libro de Mariano Martínez una labor de máxima atención dedicada a desde la «trama del ahora»…