Museo de Creencias y Religiosidad Popular del Pirineo Central

Portada > Museos > Museo de Creencias y Religiosidad Popular del Pirineo Central

Contacto

C/ del Castillo, s/n. 22392 Abizanda (Huesca)

974 300 372

El museo

El Museo de Creencias y Religiosidad Popular del Pirineo Central recorre el complejo mundo de la magia y la superstición que adquirió un carácter único al fusionarse con la doctrina cristiana en esta parte del Pirineo. Muestra las preocupaciones del hombre por la supervivencia, la salud, la enfermedad y las desgracias propias y familiares; miedos colectivos éstos que, tradicionalmente, se creía que tenían origen en fuerzas sobrenaturales.

Ubicado en la antigua abadía del siglo XVII, el Museo fue creado a mediados de la década de los noventa y cuenta con una colección de aproximadamente 8.000 objetos datados desde el primer milenio antes de Cristo hasta la primera mitad del siglo XX.

Colecciones

La exposición permanente está dividida en tres secciones: la protección de la casa, la protección del individuo y las creencias de la comunidad. Durante la visita se pueden observar una gran cantidad de objetos a los que se les supone un carácter protector y ahuyentador de males e incluso la capacidad de conseguir el favor de fuerzas benefactoras. Entre éstos: espantabrujas, amuletos varios, crucifijos, rosarios, relicarios e imágenes de santos, talismanes, etc. Además un audiovisual permite al visitante adentrarse en las creencias populares del Pirineo Central y ofrece los datos necesarios para la comprensión del discurso del Museo.

El recorrido se completa con la visita a la iglesia y a la magnífica torre del castillo del siglo XI que en la actualidad se usa como sala de exposiciones temporales.

Rastra de baustismo

Procedencia: Casa Cebollero

Este tipo de piezas, conocidas en Aragón como rastras de bautizar, son denominadas en castellano ceñidores o dijeros de niños. Constan habitualmente de una cinta de tela de la que penden diversos elementos de carácter tanto sagrado como profano. Se usan para ceñir el vientre del niño recién nacido durante los primeros meses de vida, con la finalidad de protegerle contra todo tipo de influjos negativos, que comprenden desde el mal de ojo o los hechizos hasta las enfermedades comunes.

Amuleto. Sirena de plata

1701-1800

Procedencia: Bolea

Amuleto protector. Era un amuleto frecuente en las rastras de bautizar y posteriormente lo llevaban los niños (al llevar campanillas funcionaba a modo de sonajero) durante los primeros años de su infancia.

El museo

El Museo de Creencias y Religiosidad Popular del Pirineo Central recorre el complejo mundo de la magia y la superstición que adquirió un carácter único al fusionarse con la doctrina cristiana en esta parte del Pirineo. Muestra las preocupaciones del hombre por la supervivencia, la salud, la enfermedad y las desgracias propias y familiares; miedos colectivos éstos que, tradicionalmente, se creía que tenían origen en fuerzas sobrenaturales.

Ubicado en la antigua abadía del siglo XVII, el Museo fue creado a mediados de la década de los noventa y cuenta con una colección de aproximadamente 8.000 objetos datados desde el primer milenio antes de Cristo hasta la primera mitad del siglo XX.

Colecciones

La exposición permanente está dividida en tres secciones: la protección de la casa, la protección del individuo y las creencias de la comunidad. Durante la visita se pueden observar una gran cantidad de objetos a los que se les supone un carácter protector y ahuyentador de males e incluso la capacidad de conseguir el favor de fuerzas benefactoras. Entre éstos: espantabrujas, amuletos varios, crucifijos, rosarios, relicarios e imágenes de santos, talismanes, etc. Además un audiovisual permite al visitante adentrarse en las creencias populares del Pirineo Central y ofrece los datos necesarios para la comprensión del discurso del Museo.

El recorrido se completa con la visita a la iglesia y a la magnífica torre del castillo del siglo XI que en la actualidad se usa como sala de exposiciones temporales.

Rastra de baustismo

Procedencia: Casa Cebollero

Este tipo de piezas, conocidas en Aragón como rastras de bautizar, son denominadas en castellano ceñidores o dijeros de niños. Constan habitualmente de una cinta de tela de la que penden diversos elementos de carácter tanto sagrado como profano. Se usan para ceñir el vientre del niño recién nacido durante los primeros meses de vida, con la finalidad de protegerle contra todo tipo de influjos negativos, que comprenden desde el mal de ojo o los hechizos hasta las enfermedades comunes.

Amuleto. Sirena de plata

1701-1800

Procedencia: Bolea

Amuleto protector. Era un amuleto frecuente en las rastras de bautizar y posteriormente lo llevaban los niños (al llevar campanillas funcionaba a modo de sonajero) durante los primeros años de su infancia.

Contacto

C/ del Castillo, s/n. 22392 Abizanda (Huesca)

974 300 372
Comparte
Send this to a friend