Agenda

Portada > Agenda > Vaso de cerámica de paredes finas y molde decorativo. “Obra destacada del trimestre” en el Museo de Huesca

Vaso de cerámica de paredes finas y molde decorativo. «Obra destacada del trimestre» en el Museo de Huesca

01
OCT10
31
DIC10

En la muestra colabora la Asociación de Amigos del Museo

Museos y centros
Exposición

Enlaces relacionados

Vaso. NIG: 09671
Altura: 8,3 cms.
Diámetro boca: 7,7 cms.
Diámetro base: 4,9 cms.


Molde cara. NIG: 09074
Longitud: 2,1 cms.
Ancho: 2 cms.
Grosor: 1,9 cms.


Osca, convertida ya a principios del siglo I a.C. en una población completamente romanizada, llegará a ser en época imperial Municipio de Derecho Romano. Las excavaciones arqueológicas realizadas en la última década están aportando un rico material arqueológico que nos muestra la riqueza de la ciudad y sus habitantes. Junto a los vestigios arquitectónicos, aparecen los restos muebles, de entre los que destaca la cerámica.


No en todos los alfares se realizaban todo tipo de cerámicas, dado que, por ejemplo, los alfares donde se realizaba la terra sigillata solamente se instalaban en puntos adecuados, pero existe un número mayor de pequeños alfares que producían piezas de menor exquisitez, dedicadas a un uso más diario, como es la cerámica de cocina, o piezas que no tienen la calidad de la cerámica de lujo, como es el caso de la cerámica engobada. Esta cerámica, con el fin de cubrir la demanda de cerámica para la mesa, y buscar cierto grado de «lujo» aparente copiarán formas de otro tipo de cerámicas, como la terra sigillata, o incluso vajillas de otros materiales, tales como el vidrio o el metal.


En Osca no existió un alfar con producción de cerámica de lujo tipo terra sigillata, aunque sí que funcionó un alfar a mediados del s. I d.C. que se encontraba en la actual C/ del Parque y que imitaba las producciones de terra sigillata, así como cerámica de servicio y cocina.


Sin embargo en estos alfares no se sólo producían copias de las producciones de terra sigillata. Se podía dar el caso de que se produjesen formas locales de cerámicas que triunfaran entre los habitantes de ese enclave. Este es el caso del alfar que existió en la actual calle del Parque de Huesca que, en la 1ª ½ s. I d.C., produjo jarras, cuencos y vasos con características singulares. De estas producciones destaca un vaso para beber de cerámica de paredes finas. Presenta la singularidad de borde exvasado, cuerpo carenado, asas de sección oval que unen el borde con la carena y fondo plano. La pieza está realizada con pasta muy decantada y de superficie exterior engobada en tonos rojizos. Como decoración, presenta un rostro aplicado en cada frente, sobre la carena.


Este alfar nos ha proporcionado no sólo un repertorio de caras de personajes, sino que se han localizado, por el momento, dos moldes con el negativo de las imágenes a estampar en los vasos.







Agenda

Share this