Agenda

Portada > Agenda > Exposición “Goya y el mundo moderno”

Exposición «Goya y el mundo moderno»

17
MAR10
27
JUN10

En el Palazzo Reale de Milán (Italia)

Programas

Enlaces relacionados

Sede: Milán, Palazzo Reale, Piazza Duomo 12 (Italia)
Fecha: del 17 de marzo al 27 de junio de 2010
Horario: lunes, de 14:30 a 19:30 h.; martes, miércoles, viernes y domingos de 9:30 a 19:30 h.; jueves y sábados de 9:30 a 22:30 h. Venta de entradas hasta una hora antes del cierre
Entrada: Tarifa completa 9,00 euros; reducida 7,50 euros; reducción especial 4,50 euros
Teléfono de información y venta anticipada de entradas: + 39 02/54910; www.ticket.it/goya
Reserva de visitas guiadas para grupos y colegios: Tel. +39 02/6597728; fax + 39 02/6599269; info@adartem.it // www.adartem.it
Información: www.mondomostre.it // www.seacex.es // www.fundaciongoyaenaragon.es

Con motivo de la Presidencia española de la Unión Europea, la Consejería de Cultura del Ayuntamiento de Milán y la Sociedad Estatal para la Acción Cultural Exterior (SEACEX) presentan, en la salas del Palazzo Reale, una extraordinaria exposición sobre el gran pintor aragonés, profeta y fuente de inspiración de los principales artistas y movimientos de los últimos dos siglos.

Del 17 de marzo al 27 de junio de 2010, se celebrará en el Palazzo Reale de Milán la exposición «Goya y el mundo moderno», una emocionante muestra que reconstruye a través de más de 180 obras, entre pinturas, grabados y dibujos, la relación entre Goya y otros célebres artistas que han marcado la evolución del arte a lo largo de los dos últimos siglos: de Delacroix a Klee, de David a Kokoschka, de Victor Hugo a Mirò, de Klinger a Picasso, de Nolde a Bacon, de Kirchner a Pollock, de Guttuso a de Kooning.

La exposición del Palazzo Reale representa una operación de gran envergadura en la que participan 62 entidades prestatarias, entre entidades privadas y museos internacionales, procedentes de 15 países distintos. Además de las obras de Goya, esta exposición incluirá obras de otros 45 artistas hasta alcanzar un total de 184 piezas.

Partiendo del análisis de los temas preferidos del pintor aragonés ¿la imagen de la nueva sociedad, la expresión de la subjetividad, la reacción gestual y la violencia¿, esta exposición nos propone una comparación inédita y estimulante entre Goya y el mundo moderno, del que el pintor ha sido profeta y testigo como hombre y como artista.

La exposición, comisariada por Valeriano Bozal y Concepción Lomba, dos de los más importantes estudiosos españoles de Goya y del arte contemporáneo, con el apoyo del Ministerio de Bienes y Actividades Culturales de Italia, es fruto de la colaboración entre la Sociedad Estatal para la Acción Cultural Exterior (SEACEX), el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación y el Ministerio de Cultura de España, la Fundación Goya en Aragón y el Palazzo Reale de Milán. Se trata de una iniciativa organizada por la Sociedad Estatal para la Acción Cultural Exterior de España (SEACEX), en colaboración con la sociedad Mondomostre, el Palazzo Reale y la Embajada de España en Roma, que cuenta con la participación de numerosas instituciones italianas y españolas, coincidiendo con el semestre de la Presidencia española de la Unión Europea, y es testimonio de las óptimas relaciones existentes entre ambos países.

La exposición ya pudo verse en el Museo de Zaragoza, organizada por la Fundación Goya en Aragón, de diciembre de 2008 a marzo de 2009, con gran éxito de crítica y público.

Goya, «pintor de la vida moderna»

La influencia de Francisco de Goya en el arte y en la cultura contemporánea ha sido reconocida por la historiografía tradicional, que define la obra del artista como punto de referencia de muchos de los movimientos estilísticos que han contribuido a definir el arte de los siglos XIX y XX: impresionismo, simbolismo, expresionismo, surrealismo.

La presencia de la irracionalidad, la importancia del cuerpo, el terror, la constancia del miedo, son algunos de los aspectos de la nueva sociedad sobre los que las pinturas, los dibujos y los grabados de Goya arrojan una luz intensa y reconocible. No son pocos los artistas que, directa o indirectamente, han convertido la pintura de Goya en un punto de referencia conceptual y estético, haciendo suyas las narrativas y pinceladas envolventes del pintor.

El recorrido

El recorrido de esta exposición está articulado en torno a tres ejes temáticos que presentan las obras de Goya junto a algunas de las obras de los artistas más influyentes del siglo moderno. En primer lugar, se propone un análisis de la imagen de la nueva sociedad, creada a partir de la quiebra de la estructura política del Antiguo Régimen, para llegar al desarrollo de la industrialización y al nacimiento de nuevos colectivos sociales en los que el individuo afirma su propia subjetividad. En una segunda instancia, la exposición pretende poner de manifiesto la reacción del individuo frente al nuevo estilo de vida, mediante la reproducción de fuertes expresiones que contrastan con los habituales estereotipos de comportamiento. Por último, la muestra presenta una visión de la violencia y el terror como los rasgos más negativos de la nueva sociedad, que adquieren vida en los lienzos a través de colores y profundas e intensas representaciones.

La exposición consta de cinco bloques:

  1. El trabajo del tiempo. Los retratos, donde los retratos y autorretratos ponen de manifiesto el nuevo análisis de la subjetividad, tal y como lo considera la sociedad moderna (Goya se compara aquí con David, Delacroix y Soutine);
  2. La vida de todos los días, con obras que ponen de manifiesto las consecuencias e implicaciones de esta nueva sociedad en la vida cotidiana (aquí las obras de Goya establecen un diálogo con las de Daumier, Grosz, Kirchner y Victor Hugo);
  3. Los Disparates y lo grotesco, que pretende ilustrar el mundo moderno mostrando sus aspectos más absurdos, siguiendo una de las claves de lectura preferidas del gran pintor español (aquí las obras de Goya anticipan las obras de Miró, Picasso y Klee);
  4. La violencia, donde las representaciones de la guerra y sus dramáticas consecuencias pretenden explorar el aspecto más oscuro y terrible de la transformación de la sociedad (las crudas imágenes de Goya están aquí acompañadas por obras de Music, Dalì, Guttuso y Picasso)
  5. El grito, cierra el círculo de esta muestra, devolviéndole el rostro a aquella subjetividad tan admirada en la primera sección, pero otorgándole esta vez un rostro deformado por el terror, reducido a un lejano atisbo de lo que otrora fue (la herencia del pintor español se refleja aquí en obras de Pollock, Kiefer, Bacon y Saura).

Agenda

Share this