Agenda

Portada > Agenda > Almud y medio almud. “Obra destacada del trimestre” en el Museo de Huesca

Almud y medio almud. «Obra destacada del trimestre» en el Museo de Huesca

01
ENE09
31
MAR09

En la muestra colabora la Asociación de Amigos del Museo

Museos y centros

Enlaces relacionados


ALMUD
Dimensiones: Altura: 17,5 cms.
Base: 17,6 cms.
Boca: 7 cms.


MEDIO ALMUD
Dimensiones: Altura: 13,5 cms.
Base: 12,5 cms.
Boca: 9,5 cms.


Material: Madera


El almud es una medida de capacidad para grano, también denominada celemín en Castilla, equivalente a la cuarta parte de un cuartal o a la doceava parte de una fanega o a la 96 parte del cahíz.


El almud aragonés, comparado con el celemín castellano, es un quinto menor, aproximadamente. Comparado el almud aragonés con el litro del sistema métrico decimal, se observa un contenido diferente en la provincia de Huesca (donde el litro vale 534 milésimas del almud), y en la provincia de Zaragoza (donde equivale a unas 535 milésimas). El almud es, pues, equivalente a 1,880 litros y un peso atribuido de 1,5 kg. Frente a esto, el medio almud equivale a un volumen de 0,934 litros y un peso atribuido de 0,75 kg.


En Huesca y Zaragoza, el almud tiene además otra acepción: medida de superficie, que equivale en el sistema métrico decimal a 0,595984 áreas ó 59,5984 m2.


Las medidas de áridos, bien desarrolladas y con una vigencia más que aceptable, resumen en su complejidad buena parte de la problemática planteada a lo largo de los tiempos en Aragón en torno a la medición de los cereales, productos vitales para la subsistencia en el contexto de los modos de vida tradicionales.


Es por ello que, pese a que no existió en Aragón una unificación metrológica «de iure» en la Edad Media, parece que sí que hubo cierta uniformidad. La tardía unificación metrológica de las Cortes de Monzón en 1553 supuso la difusión general del sistema zaragozano, si bien este sistema ya había sufrido una desestructuración interna, afectando de manera especial sobre las medidas de cereales.


La posterior reforma metrológica de Carlos IV (1801) no prosperó en Aragón, aunque se alteraron las magnitudes de las medidas, principalmente las del aceite. Los últimos reajustes magnitudinales se produjeron a raíz de la implantación del Sistema Métrico iniciado en 1849, pero que tardará mucho en calar en una sociedad ruralizada como la española, y la aragonesa en particular.


Destacar, del almud que se presenta, que lleva en la cara opuesta a la del asa, grabadas en mayúsculas, dos letras: «R y M», posiblemente las iniciales de su propietario, si bien se desconoce. Respecto al medio almud, poseía también un asa, pero ésta se ha perdido.

Agenda

Share this